Saltar al contenido

Las tendencias más innovadoras en tecnología en 2023

diciembre 11, 2022
Las tendencias más innovadoras en tecnología en 2023

La innovación es un ciclo constante de creación. Cada invento viene acompañado de nuevas versiones. Las tendencias innovadoras de productos Eletrônicos no Paraguai para el año 2023 le sorprenderán con las ideas que están causando furor y que están a punto de reportar inmensos beneficios a quienes se atrevan a ponerlas en práctica cuanto antes.

Desde las más conocidas, como la Inteligencia Artificial (IA), hasta las más revolucionarias, como la Confianza Cero y los procesadores neuromórficos, he aquí las principales innovaciones que arrasarán el panorama empresarial en 2023.

Adopción continua del metaverso 

La historia del metaverso comienza con un libro de ciencia ficción distópica de hace 30 años titulado Snow Crash, escrito por Neal Stephenson y publicado en 1992. Fue en este libro donde se acuñó el término “metaverso”. En Snow Crash, los protagonistas utilizan el metaverso para escapar de su realidad distópica.

En el mundo actual, el metaverso se refiere a un mundo virtual formado por productos, servicios y avatares virtuales. El metaverso se considera el siguiente paso de Internet. La idea del metaverso existe desde hace tiempo, pero no ha sido hasta hace poco cuando se ha popularizado entre los informáticos. Esto se debe a que permite un uso más inmersivo de la tecnología a través de gráficos 3D en tiempo real y unidades de procesamiento gráfico (GPU).

Impacto del metaverso en la economía

El metaverso tiene una economía abierta y justa, lo que significa que cualquiera puede transferirle activos y servicios del mundo real. Los modelos innovadores con procesos blockchain interoperables permiten a los usuarios ganar dinero en los mundos virtuales del metaverso y disponer de un sistema justo en el mercado de Second Life.

¿Cómo afectará el metaverso a la ciberseguridad?

El metaverso será una gran plataforma, pero la cuestión es si cumplirá su objetivo de convertirse en una herramienta para unir a la gente. El metaverso tiene un potencial increíble para crear un mundo más conectado, pero con mundos y vidas totalmente virtuales surge una necesidad aún mayor de ciberseguridad para proteger la información personal.

Explosión cámbrica de la inteligencia artificial

La “explosión cámbrica” de procesadores de inteligencia artificial está al caer. La primera explosión cámbrica tuvo lugar hace 542 millones de años, cuando aparecieron en la Tierra las primeras formas de vida complejas. Casi todos los organismos importantes que conocemos hoy surgieron gracias a la explosión cámbrica. La explosión cámbrica en términos de procesadores de IA es igual de dramática. Está ocurriendo ahora, a un ritmo mucho más rápido. En 2017, el CEO de NVIDIA, Jensen Huang, predijo la explosión cámbrica del desarrollo de la IA.

En el último año, algunos proveedores de procesadores han lanzado nuevos productos capaces de procesar datos de audio y vídeo junto con la visión por ordenador y el procesamiento de imágenes. Esto permite nuevas aplicaciones como asistentes domésticos activados por voz con capacidad para reconocer personas, objetos y escenas; altavoces inteligentes que pueden observar el entorno de un usuario a lo largo del tiempo para detectar cambios; o vehículos autónomos que pueden conducir por sí mismos de noche sin faros.

Pero muchos proveedores de procesadores siguen centrados en algoritmos de aprendizaje automático, y eso puede cambiar pronto, ya que aprovechan esta nueva potencia de procesamiento aplicando sus propias redes neuronales y otros algoritmos para resolver problemas como el reconocimiento de voz o de objetos en imágenes.

Al parecer, los procesadores neuromórficos pueden ser una clase de procesador totalmente distinta. De momento, sólo existen como concepto abstracto. La computación neuromórfica es la respuesta a los sobrecargados procesadores de los chips que impulsan los vehículos autónomos, etc. Por otro lado, la computación neuromórfica funciona de forma más parecida al cerebro humano, el sistema nervioso y las redes neuronales, donde las neuronas electrónicas activan a otras neuronas a lo largo de una cadena en cascada. Un procesador neuromórfico podría acabar siendo la próxima gran tendencia tecnológica, un salto radical respecto a nuestros superordenadores más avanzados.